Qué es meditación zen

La esencia de la Meditación

La esencia de la meditación es muy simple. Sentarse tranquilo y con la espalda recta, dirigiendo la atención a la respiración, permaneciendo en el aquí y ahora. Los pensamientos y sentimientos vienen y van y todos ellos están bien. Tratas de verlos sin dejarte arrastrar por ellos, tu atención está en la respiración.

¿Una mente tranquila?

En sí misma la meditación no quiere decir que la mente esté tranquila y silenciosa. A veces puede ocurrir, pero otras veces sucede todo lo contrario. No puedes forzar a la mente a estar tranquila. No puedes decidir el que haya silencio en tu mente. La única cosa que puedes hacer es permanecer en contacto con tu respiración y, cada vez que observes que tu mente se ha ido a otra parte, volver otra vez a la respiración. Sin juzgar.

Si realizas regularmente esta práctica, notarás que tus pensamientos tendrán menos poder sobre ti y tu mente llegará a estar más tranquila.

Plena atención, plena atención, plena atención

Cada cosa que haces en una sesión de meditación es una práctica de la plena atención. No solamente en la meditación sentada, sino también en los periodos de meditación caminando, o al beber té, o cuando recoges el material utilizado: cada cosa que haces con plena atención.

Una sesión de meditación es un tiempo en el que no tienes otra cosa que hacer que estar allí. A veces la riqueza del momento se despliega por sí misma de repente, de todo lo que es, aquí y ahora.

Zen

Esta manera de practicar está enraizada en la tradición zen. La manera en la que practicamos es similar a la que se practica en el International Zen Center de Noorder Poort en Wapserveen (Holanda) o aquí en España, lo que facilita la participación en los retiros organizados por el IZI.